Estamos orgullosos de presentar la primera cortina cortafuego a ser producida en Portugal!

Esta es la solución perfecta para cualquier espacio, debido a su construcción compacta en perfiles lacados, garantizando así un mayor aprovechamiento del vano de paso, sin alterar la estética del espacio. Desarrollada para impedir la propagación de llamas, humos y gases entre espacios hasta 120 minutos, alcanzando la clasificación máxima en términos de seguridad en la certificación CE (EWC120). De gran versatilidad, esta está conectada a una central de incendios que acciona la cortina cuando la alarma es activada.

Esta puerta dispone de 4 tipos diferentes de cierre, accionados a través de una alarma que está conectada a una central de incendio. Los cierres funcionan de la siguiente manera:

  • Cierre automático, bajando parcialmente para bloquear solamente humos y gases, dejando espacio para la salida de las personas y, al final del tiempo definido en el temporizador, ésta se cierra totalmente para un bloqueo total;
  • Después de accionar la alarma, ésta se cierra después de un tiempo predefinido en el temporizador, dando tiempo a las personas para abandonar el local;
  • Bloqueo total e inmediato del vano de paso;
  • A través de apertura/cierre manual.

De destacar también que ésta posee baterías de emergencia para que, en caso de fallo de energía, el normal funcionamiento de la cortina esté garantizado.

La cortina es producida totalmente por nosotros, garantizando una rápida capacidad de producción con medidas personalizadas para cada cliente.

Para más información visite la página de detalle dela FLAMA:

Motorline – ¡Simplificamos su vida!